Notice: register_sidebar was called incorrectly. No id was set in the arguments array for the "Sidebar" sidebar. Defaulting to "sidebar-1". Manually set the id to "sidebar-1" to silence this notice and keep existing sidebar content. Please see Debugging in WordPress for more information. (This message was added in version 4.2.0.) in /webspace/12/76866/evelynbarcelona.com/wp-includes/functions.php on line 4196

Deprecated: Methods with the same name as their class will not be constructors in a future version of PHP; AboutMeWidget has a deprecated constructor in /webspace/12/76866/evelynbarcelona.com/wp-content/themes/Memoir/includes/widgets/widget-about.php on line 1

Deprecated: Methods with the same name as their class will not be constructors in a future version of PHP; AdsenseWidget has a deprecated constructor in /webspace/12/76866/evelynbarcelona.com/wp-content/themes/Memoir/includes/widgets/widget-adsense.php on line 1

Deprecated: Methods with the same name as their class will not be constructors in a future version of PHP; AdvWidget has a deprecated constructor in /webspace/12/76866/evelynbarcelona.com/wp-content/themes/Memoir/includes/widgets/widget-ads.php on line 1

Deprecated: Methods with the same name as their class will not be constructors in a future version of PHP; ETSearchWidget has a deprecated constructor in /webspace/12/76866/evelynbarcelona.com/wp-content/themes/Memoir/includes/widgets/widget-search.php on line 1

Notice: The called constructor method for WP_Widget in AboutMeWidget is deprecated since version 4.3.0! Use
__construct()
instead. in /webspace/12/76866/evelynbarcelona.com/wp-includes/functions.php on line 3951

Notice: The called constructor method for WP_Widget in AdsenseWidget is deprecated since version 4.3.0! Use
__construct()
instead. in /webspace/12/76866/evelynbarcelona.com/wp-includes/functions.php on line 3951

Notice: The called constructor method for WP_Widget in AdvWidget is deprecated since version 4.3.0! Use
__construct()
instead. in /webspace/12/76866/evelynbarcelona.com/wp-includes/functions.php on line 3951

Notice: The called constructor method for WP_Widget in ETSearchWidget is deprecated since version 4.3.0! Use
__construct()
instead. in /webspace/12/76866/evelynbarcelona.com/wp-includes/functions.php on line 3951
seguro Archives - Page 2 of 6 - Evelyn Barcelona | Evelyn Barcelona

¿Qué hago si me veo gordísima?

¿Qué hago si me veo gordísima?

¡Qué frase más pensada esa! Repetida y repetida hasta la saciedad por todas nosotras. ¿Me equivoco? Por la gran mayoría. Por eso mi primer consejo es que descubras si es cierto o no. Pide la opinión de las personas que te rodean a las que quieres para asegurarte de que no tienes una idea de ti que no se corresponde con la realidad. Y después tengo una buenísima noticia para ti. Te va a encantar. Y es que, a no ser que tengas un problema físico, en cuyo caso debes ponerte en manos de un especialista, es un tema mental. ¡Genial! ¡Puedes controlarlo! Claro. Eso significa que está en tu mano la solución. Antes de nada tienes que ser consciente de lo que eres. Tienes que tener en cuenta tus características físicas para no querer abarcar objetivos fuera de tus posibilidades. Si tienes una constitución más o menos robusta, el aspecto que obtendrás perdiendo peso será diferente. Tus particularidades genéticas te definen. Tienes que conocerlas y respetarlas. Si por ejemplo tienes unos brazos grandes o una buena talla de pecho, sin duda se te verá más grande que a otra mujer que tenga poco pecho y brazos estrechos. Pero contra eso no puedes hacer mucho, ya que se trata de la información genética que te define. Lo importante es, que si te sobran quilos, los pierdas. ¿Cómo llevaría a cabo esta tarea la mujer fuerte y segura? Para empezar sin obsesionarse. Lo haría con calma. Pensando qué es lo más...

¿Qué hago si estoy haciendo cosas que no quiero que sean así?

¿No te sientes a gusto con la vida que vives? ¿Sientes que las cosas que haces, tú las harías de otra manera? ¿Hay cosas de tu realidad cotidiana que no se corresponden con lo que te gustaría? ¿Sientes como si otra mujer habitara en ti y que actúa de un modo diferente a como lo harías tú? ¿Te dejas llevar por la costumbre sin pensar en lo que haces? ¿Te miras al espejo y no te reconoces? ¿Sientes que la mujer que eres hoy no es lo que habías planeado? ¿Sientes que has perdido las riendas de tu vida? Si te has planteado estas preguntas, si sientes que la realidad que vives no es la que quieres, si te sientes atrapada en tu propia vida: enhorabuena, has dado el primer paso para poner solución a ello. Y te diré algo: el problema parece mayor a simple vista de lo que lo es en realidad. Con una serie de planteamientos y actuaciones tu realidad puede llegar a ser la que tú de verdad quieres y deseas. ¿Vamos a descubrirlo? Ante nada, lo primero que debes hacer es reflexionar. Debes pensar. Plantearte las cosas. Tienes que dejar claro qué es lo que quieres. Tienes que recordar qué es todo aquello que tú habías planeado para ti. Debes definir qué tipo de mujer es la que deseas ser. Debes meditar también qué es lo que ha hecho que llegues a este punto. Debes diferenciar qué es lo que no te gusta y el por qué de ello, es decir, cómo has llegado donde estás, cuáles son las actuaciones que han permitido que te encuentres en este punto. Sin reflexión no hay preguntas. Y sin preguntas no hay...

¿Qué hago si me gustaría ser diferente?

Ser diferente no es imposible. En nuestra mano está nuestra posibilidad de cambio. ¿Qué hay más cambiante que la vida? Y de eso hablamos, de nuestra vida. Todo se puede modificar. Si te has planteado esa pregunta es porque algo en el fondo no funciona. No estás contenta con tu realidad, con lo que eres hoy, con tu manera de actuar. Quieres algo diferente. Quieres sentirte diferente. Quieres que la gente te vea de manera diferente. Y mi pregunta es: ¿qué te lo impide? Ahora es tu momento. Sí. No hay mejor momento que ahora. Tú decides cuándo quieres cambiar algo. Ahora ha llegado tu momento de decidir quién quieres ser. O cómo crees que puedes ser mejor y sentirte mejor. Esa pregunta es la llave que te abre una puerta y al otro lado está lo que tú ideas. Imagina, ¿cómo te gustaría ser? Piensa en qué tipo de mujer admiras, ¿qué hace falta para serlo tú? Quizás hay algo que no te has planteado: si otras mujeres pueden, ¿por qué tú no? Debes tener claro algo: no tienes límites. Los límites los pones tú. Imagina cómo te gustaría ser. Nada está perdido. ¿Por qué piensas que no se puede cambiar? Sí se puede. Todo se puede modificar. Piensa lo siguiente: tu cabello, por ejemplo. La naturaleza, lo que nos viene dado, nos dice que tiene tal color y tal característica. Pero nosotras lo modificamos. Lo adecuamos a lo que encaja con nosotras, con lo que nos gusta y queremos. Igual que con la manicura, la naturaleza nos da una forma y hace que crezcan, pero nosotras lo modificamos, les damos la forma que nos agrada, les cambiamos el color al que nos gusta. Y mi pregunta es: ¿por qué podemos modificar unos aspectos de nuestra naturaleza y otros no? ¿Por qué crees que los aspectos externos de tu persona los puedes modificar y los internos no? Sigues siendo tú, sigue siendo tu naturaleza. Puedes...

Para el año nuevo…

En unas horas nos despedimos de este año, 365 días de nuestras vidas quedan atrás para dar paso a unos nuevos 365 más que formarán el nuevo año que esta noche comienza. Sabemos cómo han sido estos 365 días pasados, qué hemos vivido, qué hemos conseguido, qué hemos aprendido, qué cosas no volveremos a hacer, qué queremos mejorar de cara al futuro… Y ahí llega nuestro año nuevo, lleno de oportunidades, repleto de posibilidades, 365 días no decididos ni escritos, llenos de sorpresas, 365 días para ti: para que hagas lo que deseas. Hay quien piensa que el cambio de año no es más que una manera de medir el tiempo que creamos en su día los humanos, una mera convención, hay quien piensa que es un día lleno de magia y de emoción, un momento para celebrar y para pedir deseos… Sea como sea, es sin duda una buena ocasión para hacer balance de lo que estamos haciendo con nuestra vida, para pararnos y pensar y plantearnos: ¿Soy como quiero ser? ¿Tengo lo que deseo? ¿Estoy de acuerdo con las cosas que vivo? ¿Qué me gustaría mejorar? ¿Qué puede ser de otra manera? ¿Qué quiero conseguir y aún no lo tengo? ¿Tengo unas relaciones fantásticas con la gente que me rodea? ¿Soy feliz? ¿Qué tengo que hacer para ser feliz? ¿Qué cosas de mi carácter me gustaría cambiar? ¿Cuáles son las cosas que realmente importan?… Y cogiendo todas nuestras respuestas visualizar un camino, una ruta por la que avanzar paso a paso con una sonrisa en los labios y una gran fortaleza en el interior porque, no lo olvidemos, nuestra vida es como nosotras lo decidimos… ¡Feliz año nuevo! ¡Feliz vida...

Cuando la Navidad solo me hace ilusión a mí…

Estamos en época navideña. A partir de final de noviembre empieza la fiebre decorativa en calles, escaparates, redes sociales, la gente empieza a hablar de ella: está en el aire. Cuando el mes de diciembre empieza nos estalla en la cara con sus papa noeles, destellos, luces intermitentes, canciones… En las mejores familias se empiezan a planear fechas, regalos, ¿lo haremos como el año pasado? ¿mejoramos alguna cosa?… Y de repente a la gente le entra el estrés… Cabe añadir que, ya de entrada, hay personas que odian esta época o que simplemente ni les viene ni les va. A este grupo lo eliminamos de la ecuación de la preparación navideña ya que no se encargan de nada, son esas personas que dicen “a mí decidme dónde tengo que ir e iré”. Las matriarcas familiares que son las que tradicionalmente se encargan de la organización logística empiezan a inquietarse y parece que todo el mundo desea que pasen rápido esos días. “¡No tengo tiempo de hacer las compras! ¿Ya hay que comprar los regalos? ¿Qué preparo de comer? ¿Quién va a venir? ¿Cómo organizamos los regalos? ¿Dónde vamos este año? ¿Cuándo podemos reunirnos todos para hacer el intercambio de regalos? ¡A mí no me sentéis al lado de fulanito!”…y un sin fin de preguntas y peticiones sin respuesta. A mí me gusta el espíritu navideño. Me gustan estas fechas, pero esa nube de estrés celebrativo…acaba por afectar hasta al más acérrimo defensor de Santa Claus. ¿Qué os pasa? ¿Qué espíritu es ese? ¿Por qué a la gente no le gusta la Navidad? Hay personas a las que no les gusta la Navidad por el hecho de sentirse obligadas a seguir las tradiciones. Se ven obligadas sin opción a hacer cosas con las que no están de acuerdo y eso, sin duda, estresa a cualquiera. No quieren ir a comidas familiares, no quieren hacer regalos a según qué personas o no quieren hacer regalos en general o les cuesta saber qué regalar. No les gustan porque recuerdan a las personas que no están, o porque se sienten solas. O porque no saben organizarse y les estresan los preparativos. Y por eso dicen que no les gusta la Navidad. Pero eso para mí no es la Navidad. Para mí la Navidad es una época de vivir la magia, de celebrar el invierno, de los dulces, de cocinar platos típicos de esta época, de pensar en los seres queridos, de querer sorprenderlos con detalles en modo de regalos bajo el árbol, de celebrar que estamos juntos y lo disfrutamos, de compartir, de querer mejorar el mundo, de cambiar las cosas que no nos gustan y querer mejorar de cara al nuevo año. Y eso debe hacerlo cada una a su manera. Sí, no hay una manera estándar que le funcione a todo el mundo, así que cada una debe encontrar su manera de vivir estos días. A las personas que se estresan les digo: si no quieres encargarte de la comida navideña dilo y se organiza entre todos, si no te gusta la manera de organizar los regalos dilo y se piensa una alternativa, si no sabes qué regalar pregunta y obtendrás ideas, si no te gustan las reuniones familiares no vayas, no estás obligada. No hace falta hacer una gran comida para celebrar, lo importante es estar juntos y hablar. No hace falta hacer grandes regalos porque lo que importa es hacerlos de corazón. No hace falta acudir a todas las reuniones navideñas si no quieres, escápate con tu pareja y haced una Navidad diferente. No es malo recordar a las personas que no están, piensa en todo lo bueno que te han aportado y la suerte que tienes de que un día sí estuvieron, es mejor que no haber tenido a nadie. Opciones hay miles, nunca tenemos únicamente un camino que seguir. Encontrar el tuyo es lo que te hará ser feliz. Aunque también les digo: no te gusta hacer regalos pero te encanta ver la cara de la otra persona cuando los abre, no te gusta organizar una gran operación de catering pero te llenas de orgullo cuando ves la mesa decorada y la gente disfruta tus delicias y te felicita, odias las reuniones familiares pero una vez dentro no son tan terribles como imaginabas, acaban más rápido de lo que pensabas y siempre descubres cosas nuevas sobre las personas, puedes escaparte y hacer una Navidad alternativa pero una escapada en pareja puedes hacerla el resto del año, en cambio estos días no se repiten. Moraleja: antes de decidir si te gusta la Navidad o no, ten claro lo que es la Navidad, porque...

Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers: