Notice: register_sidebar was called incorrectly. No id was set in the arguments array for the "Sidebar" sidebar. Defaulting to "sidebar-1". Manually set the id to "sidebar-1" to silence this notice and keep existing sidebar content. Please see Debugging in WordPress for more information. (This message was added in version 4.2.0.) in /webspace/12/76866/evelynbarcelona.com/wp-includes/functions.php on line 3837

Notice: The called constructor method for WP_Widget is deprecated since version 4.3.0! Use
__construct()
instead. in /webspace/12/76866/evelynbarcelona.com/wp-includes/functions.php on line 3669
fuerte Archives - Page 2 of 6 - Evelyn Barcelona | Evelyn Barcelona

“Tengo miedo a quedarme sola”

“Tengo miedo a quedarme sola”

Hoy quiero compartir una reflexión que me ha traído una MFS, una mujer fuerte y segura de nuestra comunidad. Esta fantástica mujer me trasladaba un miedo que tiene, una idea que pasa por su cabeza y que no deja que se sienta tranquila, relacionada con el futuro: el miedo a quedarse sola cuando pasen los años. Es una duda y un aspecto incierto que se nos puede plantear, por supuesto. Pero para empezar, no tenemos ni idea de qué va a pasar mañana, mucho menos podemos programar nuestro futuro a quince años vista… Claro que podemos tener un patrón que es probable que se cumpla si las cosas siguen como están, pero es eso, algo efímero que en el fondo no podemos controlar a día de hoy. La frase de “la vida da mil vueltas” está para ocasiones como esta. Aunque sí hay algo claro: si te preocupas hoy por el futuro estarás arruinando tu felicidad de hoy, que es lo único que puedes controlar. No digo que no deba pensarse en ello, pero sí que no debería preocuparnos en exceso, obsesionarnos, porque ese futuro puede dar mil vueltas pero el hoy ya te lo habrás amargado…y eso no es inteligente. Porque si hoy estás tranquila, eso te dará una buena base para mañana (y eso ya es el futuro). El miedo a quedarse sola juega en nuestra contra, y muchas veces ese propio miedo, mejor dicho, nuestra ansiedad por el hecho es el que hace que acabemos solas. ¿Qué quiero decir? Que podemos tomar decisiones equivocadas, del tipo “voy a seguir con esta persona porque si no me quedo sola”, esa relación no va a funcionar basada en el miedo, concluyendo en un futuro de soledad… Yo pienso que una mujer feliz es difícil que se encuentre sola. Una persona feliz, que se siente a gusto, que disfruta de la vida, atrae a otras personas. Porque queremos estar con gente que nos aporta cosas positivas, es como algo natural para nuestras mentes y si no, seamos sinceras, ¿con quién quedarías antes para tomar un café con alguien que siempre cuenta penas y desgracias o con alguien positivo que te distrae y te ríes…? Ahí lo tienes. La clave de tu futuro la tienes tú hoy. Y no se trata de preocuparte y amargarte pensando en ello, sino en algo tan beneficioso para ti como para tu futuro: ser feliz. Vivir la vida, estar contenta, disfrutar, sentirte tranquila, experimentar, tener una mente positiva. Eso tan bueno para ti es lo que atraerá a la gente. Por eso podéis estar tranquilas, porque una mujer feliz nunca se encuentra sola. …La vida está para vivirla feliz… Evelyn Barcelona...

Oda al columpio

No podemos negarlo: ¡nos encantaba columpiarnos! Subir al columpio y balancearnos notando el aire, la sensación de ingravidez y velocidad, de libertad de movimientos. ¿Cuándo fue la última vez que subiste a un columpio? Yo ni lo recuerdo. Pero sí me acuerdo de lo mucho que me gustaba. Si cogemos el diccionario encontramos diferentes acepciones del verbo columpiarse; a parte de la propiamente dicha, columpiarse puede significar también equivocarse haciendo el ridículo y, más coloquialmente, no cumplir con lo que se nos pide, con las obligaciones. Pues bien, hoy quiero defender las cualidades de columpiarse en todas sus acepciones, quiero expresar la idea de que columpiarse de vez en cuando no es tan malo y que nos aporta raciones de positividad al cuerpo. ¿Qué quiero decir con esta teoría? Que no hace falta que siempre seamos perfectas, que no es necesario hacer siempre lo que se espera de nosotras, que no está escrito que debamos interpretar el papel ideal en cada faceta de nuestra vida, porque columpiarse es un verbo que existe y que puede usarse de vez en cuando. Por eso si hoy no te apetece cocinar la cena, pedid una pizza, si no tienes ganas de arreglarte el pelo recógelo en un moño, si no quieres ir a esa cena de compromiso llama y cancélala, si te apetece quedarte media hora en el sofá quédate… Que tu tiempo es muy valioso y el que inviertas en cuidar de ti de verdad descansando, dándote un respiro, te cargará las pilas para mañana. Porque no somos máquinas, no somos robots perfectos, somos humanas y apreciamos las sensaciones placenteras de columpiarnos de vez en cuando. …La vida está para vivirla feliz… Evelyn...

¿Qué hago si me siento triste?

¿Qué hago si me siento triste?

Querida, sentirse triste es humano. La tristeza es una emoción básica. Es normal experimentar esa sensación. Lo que no es normal es que dure mucho. El estado natural no es la tristeza. Puede ser algo puntual, pero no una norma en tu día a día. Si constantemente te sientes triste tienes que cambiar algunos aspectos de tu realidad. Pero no te preocupes: la tristeza desaparece si sabes qué hacer. Sentirse un poco triste en algún momento es normal, pero no hagas de ella tu compañera. Más que nada porque la alegría y la felicidad son mucho más divertidas para llevarlas al lado cada día, ¿no te parece un motivo poderoso? En realidad solo hay que saber unos pocos trucos para que la tristeza salga corriendo. Y, ¿sabes qué es lo que la ahuyenta mejor que nada? Tu punto de vista. Sí, sí, el hecho de ver las cosas de un modo u otro significa tener al lado la tristeza o la felicidad. En realidad es muy fácil. Tú tienes la llave y el poder de decisión. A veces somos nosotras las que hacemos que el periodo se alargue. Y si podemos hacer eso significa que también podemos hacer que dure menos. Si te sientes triste es que algo no funciona. Eso está claro. ¿Qué es lo primero que vamos a hacer? Pues analizar. Vamos a realizar un análisis. Vamos a saber por qué estamos así. Y vamos a identificar las causas de que ello ocurra. Sabiendo esto ya tenemos el camino hecho. Tienes que plantearte qué es lo que no te gusta. ¿Cuál es el motivo de que te sientas triste? ¿Qué tienes en tu vida que no te...

¿Qué hago si estoy haciendo cosas que no quiero que sean así?

¿No te sientes a gusto con la vida que vives? ¿Sientes que las cosas que haces, tú las harías de otra manera? ¿Hay cosas de tu realidad cotidiana que no se corresponden con lo que te gustaría? ¿Sientes como si otra mujer habitara en ti y que actúa de un modo diferente a como lo harías tú? ¿Te dejas llevar por la costumbre sin pensar en lo que haces? ¿Te miras al espejo y no te reconoces? ¿Sientes que la mujer que eres hoy no es lo que habías planeado? ¿Sientes que has perdido las riendas de tu vida? Si te has planteado estas preguntas, si sientes que la realidad que vives no es la que quieres, si te sientes atrapada en tu propia vida: enhorabuena, has dado el primer paso para poner solución a ello. Y te diré algo: el problema parece mayor a simple vista de lo que lo es en realidad. Con una serie de planteamientos y actuaciones tu realidad puede llegar a ser la que tú de verdad quieres y deseas. ¿Vamos a descubrirlo? Ante nada, lo primero que debes hacer es reflexionar. Debes pensar. Plantearte las cosas. Tienes que dejar claro qué es lo que quieres. Tienes que recordar qué es todo aquello que tú habías planeado para ti. Debes definir qué tipo de mujer es la que deseas ser. Debes meditar también qué es lo que ha hecho que llegues a este punto. Debes diferenciar qué es lo que no te gusta y el por qué de ello, es decir, cómo has llegado donde estás, cuáles son las actuaciones que han permitido que te encuentres en este punto. Sin reflexión no hay preguntas. Y sin preguntas no hay...

Para el año nuevo…

En unas horas nos despedimos de este año, 365 días de nuestras vidas quedan atrás para dar paso a unos nuevos 365 más que formarán el nuevo año que esta noche comienza. Sabemos cómo han sido estos 365 días pasados, qué hemos vivido, qué hemos conseguido, qué hemos aprendido, qué cosas no volveremos a hacer, qué queremos mejorar de cara al futuro… Y ahí llega nuestro año nuevo, lleno de oportunidades, repleto de posibilidades, 365 días no decididos ni escritos, llenos de sorpresas, 365 días para ti: para que hagas lo que deseas. Hay quien piensa que el cambio de año no es más que una manera de medir el tiempo que creamos en su día los humanos, una mera convención, hay quien piensa que es un día lleno de magia y de emoción, un momento para celebrar y para pedir deseos… Sea como sea, es sin duda una buena ocasión para hacer balance de lo que estamos haciendo con nuestra vida, para pararnos y pensar y plantearnos: ¿Soy como quiero ser? ¿Tengo lo que deseo? ¿Estoy de acuerdo con las cosas que vivo? ¿Qué me gustaría mejorar? ¿Qué puede ser de otra manera? ¿Qué quiero conseguir y aún no lo tengo? ¿Tengo unas relaciones fantásticas con la gente que me rodea? ¿Soy feliz? ¿Qué tengo que hacer para ser feliz? ¿Qué cosas de mi carácter me gustaría cambiar? ¿Cuáles son las cosas que realmente importan?… Y cogiendo todas nuestras respuestas visualizar un camino, una ruta por la que avanzar paso a paso con una sonrisa en los labios y una gran fortaleza en el interior porque, no lo olvidemos, nuestra vida es como nosotras lo decidimos… ¡Feliz año nuevo! ¡Feliz vida...

Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers: